Gobierno argentino pone a un sacerdote al frente de lucha contra las drogas

Buenos Aires, 29 nov (EFE).- El Gobierno argentino designó hoy al sacerdote Juan Carlos Molina director de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), informaron fuentes oficiales.

El nombramiento de Molina tiene lugar 20 días después de que la Conferencia Episcopal argentina instara a las autoridades del país, en un duro documento, a tomar medidas urgentes para frenar el tráfico de drogas.

"Es una persona de amplia vocación de servicio, de experiencia y ha estado siempre al servicio de los pobres y humildes de nuestra tierra", afirmó el jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, en una comparecencia ante los medios.

El nuevo director del Sedronar es responsable de la Fundación Fundación Valdocco, que trabaja en las provincias argentinas de Santa Cruz y el Chaco, donde atiende a tres hogares destinados a ayudar a jóvenes adictos, comunidades aborígenes y niños y adolescentes.

La fundación cuenta también con un hogar para niños huérfanos en Haití.

Además el padre Molina es asesor "ad honorem" de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

Capitanich explicó que el Sedronar estará a partir de ahora más vinculado al trabajo social que a la lucha contra las organizaciones criminales.

"Es necesario separar el componente de seguridad y el de abordaje social que tendrá la Secretaría, desde la inclusión social, las oportunidades laborales, el deporte y la cultura que es lo que verdaderamente nos permitirá recuperar a jóvenes", añadió.

El problema de narcotráfico tiene carácter nacional, aunque es en la provincia de Buenos Aires, la más poblada e importante del país, en Santa Fe y en la frontera norte donde se registran los índices más altos de violencia relacionados con esa problemática.

En Rosario, la capital de Santa Fe y la tercera ciudad del país en importancia, se han batido récords de violencia, con más de 200 muertes vinculadas con el tráfico de drogas en lo que va de año.

También la vecina provincia de Córdoba se ha visto salpicada por un escándalo por la connivencia de mandos policiales con narcotraficantes. EFE