Australia asume la presidencia del G20 e invita a Singapur y Nueva Zelanda

Sídney (Australia), 1 dic (EFE).- Australia asumió hoy la presidencia del Grupo de los 20 (G20) e invitó a Singapur y Nueva Zelanda a la cumbre que celebrará el organismo el año que viene en la ciudad australiana de Brisbane, informó la cadena ABC.

"El G20 congrega a los líderes del 85 % del PIB mundial, el 75 % del comercio mundial y el 65 % de la población mundial", señaló el primer ministro, Tony Abbot, en una rueda de prensa en Brisbane.

El conservador Abbot, que asumió el poder el pasado septiembre tras ganar las elecciones y poner fin a seis años de era laborista, dijo que la invitación de Singapur se debe a que es "un miembro clave en el sistema económico global".

Respecto a Nueva Zelanda, el primer ministro destacó que es el "aliado más cercano" de Australia, por lo que desea otorgarle la oportunidad de figurar "orgullosa y alta" en el escenario mundial.

Abbott dijo que no realiza comentarios sobre temas de inteligencia, al ser preguntado por los documentos secretos divulgados por el exanalista de la CIA, Edward Snowden, y que revelan que Canadá permitió a Estados Unidos espiar a los líderes del G20 en la cumbre de Toronto en 2010.

"Puedo prometer a los líderes del mundo que visiten Australia que voy a ser cándido con ellos. No diré en privado nada que no diga en público. Ése es mi compromiso con los líderes del mundo y quiero contribuir al mejor G20 posible", manifestó el mandatario australiano.

"Aparte de eso, yo no comento sobre temas de inteligencia, nunca lo he hecho ni lo haré", apostilló.

Abbott restó importancia al bloqueo de su Gobierno a la compra de la empresa alimentaria australiana GrainCorp por parte de la estadounidense Archer Daniels Midland, lo que fue calificado por la oposición como una medida proteccionista.

El director del Tesoro Federal, Joe Hockey, señaló que no era el "momento adecuado" para que una compañía extranjera adquiera el 100 por ciento de una empresa agroalimentaria clave en Australia y que se encuentra en medio de una transición.

"Somos una de las economías más abiertas del mundo y dudo de que haya otra economía del G20 donde una gran conglomerado extranjero hubiera podido comprar en monopolio una industria de capital importancia", aseveró el líder conservador. EFE