Corea del Sur anuncia la expansión de su zona de defensa aérea

Corea del Sur anunció este domingo la expansión de su zona de defensa aérea, en respuesta a la zona decretada unilateralmente por China, una decisión que podría intensificar las tensiones regionales en los territorios disputados en la región.

La nueva zona surcoreana se superpone a la zona china e incluye además un islote que se disputan Seúl y Pekín, el de Ieodo, que China llama Suyan.

"Vamos a coordinar con los países vecinos para evitar cualquier confrontación accidental y para garantizar la seguridad de los aviones", declaró el portavoz del ministerio de la Defensa, Kim Min-Seok.

"La nueva zona de defensa aérea cumple con las reglas y los protocolos internacionales de aviación", añadió.

Por su parte, Washington indicó que Corea del Sur "consultó con Estados Unidos" antes de expandir su zona de defensa aérea que se superpone a la anunciada recientemente por China.

Los dirigentes estadounidenses "aprecian [...] los esfuerzos de Seúl para llevar a cabo esta acción de forma responsable, deliberada, mediante consultas previas con Estados Unidos y sus vecinos, incluyendo a Japón y China", indicó el Departamento de Estado norteamericano el domingo.

El 23 de noviembre, Pekín decretó una "zona de identificación aérea" (ZAI) que cubre gran parte del mar de China Oriental. Los aviones que pretenden cruzar esta zona deben presentar un plan de vuelo detallado, mostrar claramente su nacionalidad y mantener comunicaciones por radio permanentes, para "responder de forma rápida y apropiada a las solicitudes de identificación", so pena de desencadenar "medidas defensivas de emergencia".

El anuncio chino provocó la cólera de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos. Estos países enviaron aviones militares a la zona, desafiando las órdenes chinas.

Pekín no ha realizado comentarios sobre el anuncio de Seúl hasta el momento y Tokio tampoco.

Horas antes del anuncio surcoreano, tres barcos de la guardia costera china habían penetrado brevemente en las aguas territoriales del archipiélago de las Senkaku, controlado por Tokio y reclamado por Pekín con el nombre de Diaoyu, indicó la guardia costera nipona.

Se trataba de la primera incursión china en este perímetro desde que Pekín decretó unilateralmente la zona de identificación aérea, que cubre una parte del mar de China Oriental, entre Corea del Sur y Taiwán, y que engloba al archipiélago de las Senkaku.

El viernes, Washington había instado a China a instalar un "teléfono rojo" con Corea del Sur y con Japón.

La nueva zona de defensa aérea instaurada por China suscita una "preocupación real", había dicho el jueves en Pekín el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que visitó también Tokio y Seúl en el marco de una gira por Asia.

Biden se entrevistó la semana pasada durante esta gira con el presidente chino, Xi Jinping, y con su primer ministro, Li Keqiang.

"Fui muy sincero cuando expresé nuestra firme posición y nuestras expectativas en mis conversaciones con el presidente Xi", declaró el número dos estadounidense en una conferencia con hombres de negocios, tras su reunión con Xi que duró cuatro horas, más de lo previsto.

jhw/sm/dmc/pc